sábado, 19 de septiembre de 2009

MALDITOS BASTARDOS

Cuando decido ver una película muy promocionada siempre voy con cierta cautela. Fama no quiere decir calidad, ni siquiera buenos actores y grandes directores garantizan un resultado apreciable. Llevaba meses leyendo y oyendo noticias sobre Malditos Bastardos y tenía ganas de verla, pero con cierta prevención. Quentin Tarantino tiene un público incondicional que aplaude cuanto hace y es todo un icono del cine actual sin haber rodado muchas películas. Yo no soy seguidora suya especialmente, pero aprecio su talento. Me gustó Pulp Fiction pese a sus excesos pero no las dos de Kill Bill. Malditos Bastardos me ha encantado. No es una película bonita, desde luego, pero es una gran película. Es irónica, cruel, intrigante, magnética. Sus imágenes tienen una gran fuerza y los diálogos, muy trabajados, son magistrales. Algunos críticos han destripado elementos fundamentales que deben sorprender sin estar sobre aviso, así que cuidado con lo que leéis. Lo básico sí se puede contar: ocho judíos americanos al mando del teniente Aldo Raine (estupendo Brad Pitt, aquí incluso afeado pero siempre buen actor) tienen como misión en la Francia ocupada matar a cuantos nazis encuentren y arrancar sus cabelleras, arranque que recuerda a la mítica Doce del patíbulo. La escena inicial, sin embargo, es de antología. En ella se presenta al coronel Landa, un nazi inteligente, políglota y cruel magistralmente interpretado por Christoph Waltz, que recibió con total merecimiento el premio al mejor actor en Cannes, si mal no recuerdo. Cuando aparece en pantalla la llena por completo, es el auténtico protagonista. Resulta irresistiblemente atractivo con sus suaves modales, aunque sabes que es un implacable cazador de judíos.
Hay otros rostros conocidos: Diane Kruger (Troya), Daniel Brühl (Good Bye, Lenin), entre otros que resultan familiares sin saber sus nombres. Todos son estupendos y cumplen perfectamente con su papel.
Tarantino sabe crear tensión con aparente naturalidad. Sabes que va a pasar algo grande, pero no sabes qué ni cuándo. La violencia estalla de repente, es el sello de la casa. Hay largas escenas de final imprevisible llenas de emoción. Evidentemente, en una película de guerra ha de haber violencia, sangre y muerte, pero Malditos Bastardos no es una película de guerra al uso ni una película histórica, todo lo contrario, aunque sí contiene escenas desagradables (inevitables en Tarantino ). Tiene elementos reales, por supuesto, pero es la visión y la fantasía de Tarantino sobre la Segunda Guerra Mundial, no un libro de historia. Ojalá hubiera sido así, y no os cuento más.
Tarantino hace un homenaje al cine en toda regla. Ignoro si ésta es la versión que quería fuera definitiva, pues al parecer las prisas por llegar a Cannes influyeron negativamente en el resultado. No quise perderme detalle de la película, me sigue maravillando el arte de convertir en imágenes una historia, el poder de expresar en un primer plano todo un caudal de emociones. Los giros inesperados son lo mejor de la historia. Me gustó de principio a fin y por lo que oí a mi alrededor (el cine estaba prácticamente lleno, salvo las primeras filas) era la opinión general. Creo que no va a dejar indiferente a nadie, es una película intensa y dramática llena de detalles memorables. Tiene momentos paródicos y otros francamente excesivos, pero todo invita a la reflexión. Ya se ha escrito mucho sobre Hitler, el nazismo, la guerra, la persecución de los judíos y sus consecuencias y, sin embargo, quizá no sea suficiente. Ciertos episodios de la Historia no deben ser olvidados, aunque sea tergiversando la verdad en una manifestación artística.
Tarantino sabe elegir a los actores y, según cuentan, sus rodajes son todo lo contrario al aburrimiento. No sé si alguno le llama "genio", pero creo que no le importa en absoluto. Todavía recuerdo el último episodio de una temporada de CSI Las Vegas dirigido por él, sencillamente fantástico. Es un creador con un estilo muy personal, algo nada frecuente en una época en la que manda el mercado y se supone que hay que dar al público lo que le gusta o lo que demanda, aunque a veces los resultados en taquilla demuestran lo contrario. Creo que Malditos Bastardos tendrá bastante éxito. Se lo merece.
Si os gusta, os recomiendo el número de este mes de Cinemanía. Contiene un largo reportaje sobre la película lleno de jugosos detalles.
Supongo que no por casualidad emitieron anoche en Telemadrid Banderas de nuestros padres, la visión de Clint Eastwood sobre el famoso episodio de la bandera izada en Iwo Jima, desmitificadora y dura, nada complaciente con el patrioterismo al que nos tienen acostumbrados los americanos. Me gustó más aún Cartas desde Iwo Jima, que mostraba el lado humano de los japoneses y era todo un alegato contra la guerra. Clint Eastwood no tiene nada que ver con Tarantino : éste es rompedor, aquél más clásico, pero ambos saben demostrar su amor al cine. Respeto a cuantos saben poner en pie una buena historia y agradezco que me hagan pensar y disfrutar no sólo durante la proyección, sino también transcurrido el tiempo, señal de que su obra es perdurable y merece la pena.
Feliz semana a todos.

9 comentarios:

Joselu dijo...

Ayer, que pudimos salir al cine, no lo hicimos. Nos quedamos en casa viendo Revolutionary road que algún post comentaste. Si hubiéramos ido no sé si habríamos entrado a ver Malditos bastardos. El planteamiento me resultaba inverosímil y siempre Tarantino me plantea dudas sobre su cine. Si voy a ver una peli de Clint Eastwood, tengo casi la seguridad de que me va a interesar. Hace poco vi Kill Bill de Tarantino y no me gustó. Tu comentario quizás me haga replantearme la cuestión. El tema nazi está exprimido hasta el tuétano pero parece que nunca acaba de dar todo de sí. Hay algunos simples que dicen que nuestro cine vuelve siempre sobre los mismos temas (la guerra civil, la posguerra...)y no se dan cuenta de lo reiterativos que son los temas del cine americano, pero sin embargo eso lo aceptan sin crítica. El problema no está en los temas sino en el tratamiento de los mismos. En esta película se da una nueva vuelta de tuerca al asunto de los nazis y los judíos y al parecer se encuentra un enfoque original. Tarde o temprano iré a verla. Si no al cine en El corte inglés saldrá la película. No tenemos videoclub en mi barrio. Desde que todos nos bajamos las pelis de internet, estas tiendas han entrado en crisis irremediable. Esta vez bien por Tarantino. Un cordial saludo, colega.

Yolanda dijo...

Joselu, "Revolutionary road" también es una buena opción, aunque me gustó más "El lector", con la misma protagonista, Kate Winslet, y el nazismo como fondo otra vez, pero con una perspectiva diferente. Ya ves, es cierto que se repiten los temas, pero como tú dices lo importante es cómo se tratan. Es difícil encontrar originalidad en los creadores, pero se supone que deben serlo, o al menos ofrecer productos dignos. Clint Eastwood no me decepciona nunca, Tarantino es más irregular. A pesar de lo mucho que se ha tratado, la Segunda Guerra Mundial aún debe interesarnos para recordarnos hasta qué extremos puede ser cruel el ser humano. Fantasear sobre lo ocurrido es otra posibilidad, y si además está bien desarrollada merece la pena verla.
Me gusta el cine en las salas, aunque los nuevos equipos caseros son estupendos. Gracias a internet y a otros medios podemos acceder a todas las películas por poco dinero y con comodidad, en eso hemos ganado bastante. Antes los estrenos eran un privilegio de algunos cines y no todas las ciudades, ahora todo es más universal.
Si vas a ver "Malditos bastardos" ya comentaremos algunos detalles interesantes.
Ah, quería preguntarte algo sobre la enseñanza del español en Cataluña: ¿es cierto que ningún centro público ofrece esa posibilidad? ¿Es obligatorio aprender catalán en cualquier nivel educativo? ¿Se oferta el español sólo como una asignatura más? Te parecerá raro, pero no consigo aclarar estas ideas, no sé quién dice la verdad cuando hablan al respecto y cosas como ésta contribuyen a la mala imagen que se tiene de Cataluña en otras Comunidades.
Feliz semana, colega.

cmsr2 dijo...

Como me gusta, Yolanda, tu blog cuando hablas de cine. Tienes un don para hacer las críticas y yo veo todas las pelis que propones. Si tiene demasiada violencia,si se humilla a seres humanos, dímelo por favor, porque entonces no iré a verla. Los sufrimientos ya no los puedo ver.
Bueno que sepas que te leo siempre. Un beso Lola

cmsr2 dijo...

Lola
http://boheme.zruspas.org

Miguel dijo...

Me estoy apuntando las críticas que haces magistralmente (todo sea dicho) de las películas para tacharlas de la lista o para ponerlas en lista de espera. Ahora no me viene bien ir al cine, pero a partir de la semana que viene, ya en Castellón, iniciaremos el periplo cinematográfico.

Un abrazo feliz colega.

Yolanda dijo...

Lola, gracias por leerme y disfrutar con mis críticas. Intento dar mi opinión personal, nada excesivamente formal. Si la película que comento tiene aspectos desagradables lo digo. Después de tantos años, aún recuerdo con horror "El crimen de Cuenca" y no he vuelto a verla. Como a ti, no me gusta el exceso de violencia, aunque hay historias duras que sí me impresionan. Demasiados episodios de la Historia tienen rasgos terribles, pero no hay que olvidarlos.
Un saludo.

Yolanda dijo...

Miguel, gracias por seguir mis críticas. Me alegra que te ayuden a elegir una película, aunque ya sabes que los gustos son muy personales. En verano la cartelera es bastante penosa, ahora empieza a animarse y siempre hay algo aprovechable. Es una buena opción para más de una tarde otoñal. El cine y la lectura son compañías infalibles. Anteayer volví a ver, después de muchos años, "Matar a un ruiseñor" una obra maestra del cine que ya no se hace, una historia maravillosa con un inolvidable Gregory Peck. De vez en cuando la tele da esas sorpresas.
Un abrazo, colega.

Elena dijo...

Tengo muchas ganas de ver ésta y la que reseñaste con anterioridad, Gordos. No soy fan de Tarantino, de hecho creo que de las películas que he visto de él ninguna me ha llegado a convencer. Pero esta sí me atrae, aunque me cuesta ver películas violentas, no lo paso demasiado bien. Tomo nota de tus estupendas críticas cinematográficas, que invitan a pasar una tarde en el cine, ahora que el otoño se acerca.

Un abrazo

Capitán Clostridium dijo...

Te he visto en loqueyotediga y he venido a echar un ojo a tu crítica. Me ha parecido gracio porque las últimas tres películas de las que hablas son las últimas tres películas que yo he visto y de las que he hablado (excepto de la última que vi ayer y anda en borradores)

Eso me dice de que tienes (tenemos) buen gusto a la hora de elegir las películas.

Saludos

Te dejo el enlace a mi barco hundido, digo, blog.

http://circulosabiertos.blogspot.com/2009/10/bendito-tarantino.html