lunes, 28 de noviembre de 2011

BATIBURRILLO MAESTRIL

Leído al alimón con mi entrañable colega Sergio el viernes en la comida del Día del Maestro, fecha desaparecida de nuestro calendario laboral

¡Deprisa! ¡Deprisa!
¡Qué tarde! ¡No llego!
¡Me llaman! ¿Quién es?
¡Vete a tercero!
¡Con ésta son cuatro!
¡Tengo que corregir!
¿Y cuándo lo hago?
¡Otra noche sin dormir!
¡Malditos controles!
¡Y aún no saben dividir!
¡Me toca patio, y llueve!
¡Esto es un sinvivir!
¡Necesito un café!
¡Pues sólo queda agua!
¡Ni las migas del bizcocho!
¡Hala, otra tila!
¡Mejor, que calma los nervios!
¡Ay, Señor, qué cruz!
"¡Me vais a matar!"- se queja Miguel.
Sergio siempre corriendo,
María cámara en mano, 
todos bienhumorados,
siempre atareados.
Y subimos, bajamos,
y vuelta a subir.
La sopa está fría,
pero hay buen humor.
Comer, no comemos,
pero cómo nos reímos...
¡Un descanso, por favor!
¡Qué dices, si tenemos reunión!
¡Y faltan las notas!
¡No llego, no llego!
¡Viene el inspector!
¡Saca las competencias!
¡Y las programaciones!
Todo muy apañado,
que vea que nos lo curramos.
Oye, que esto no rima...
¡Para rimas estoy yo!
A ver, ¿con qué rima colegio?
¡Con arpegio!
¿Y eso qué es?
"Sucesión más o menos acelerada
de los sonidos de un acorde"
¡Eso nos cuadra!
¡Estamos acelerados!
Excursiones, Carnaval,
Semana Cultural,
Navidad, Educación Vial,
Xanadú, Port Ainé,
Aldovea, Graduación...
¡Reserva algún día
para alguna lección!
¡Si es que no hay tiempo!
Pues tú verás,
a la ESO han de pasar.
¿Sin saber por dos dividir?
¿Sin saber multiplicar?
¿Sin saber dónde queda España?
¿Sin saber siquiera escribir?
Pues es lo que hay, corazón,
so pena de aguantar
de las autoridades gran sermón.
¡Ah, eso sí que no!
¡Más papeles no, por favor!
Que ya estoy hasta el moño
de tanta justificación.
Sssh, sssh, baja el tono,
que se note que somos maestros
bien provistos de buena educación.
Un año más, brindemos por nosotros,
celebrando nuestro Santo Patrón,
aunque luego regresemos
a nuestra obligación.
¡Ea!, que diría el Sevi,
ya vale de tanta lección,
nos hemos ganado a pulso
en un SPA na sesión.
O en Lanzarote, ¿eh, Miguel?
Anda, tunante,
que no vas de procesión,
y haces bien, qué demonios,
que con Vueling vas barato
hasta la mismísima New York.
¡Salud, queridos colegas!
¡Y dinero, vive Dios,
que quizá no nos llegue apenas
para la jubilación!
 

10 comentarios:

Joselu dijo...

Ja, ja, ja, esto es un sinvivir continuo… No sé yo si esta aceleración con que vivimos redunda en la buena eficacia del sistema educativo. Quizás se acompasa al sinvivir general de la sociedad. Pero yo recuerdo otro tiempo en que las cosas iban más remansadas, y, probablemente en una zona rural todo irá menos frenético…. Hay tanta confusión sobre quiénes somos, qué hacemos, qué perseguimos, qué medios debemos utilizar para conseguirlo, y a la vez estamos tan divididos… Un delicioso protorromance lleno de gracia e ingenio que muestra un día corriente en un centro de enseñanza… en que, por un lado, se pide que salgan bien las estadísticas y los niños promocionen, pero, por otro, se quiere que las pruebas diagnósticas salgan bien. Yo no sé muy bien a qué carta quedarme. ¿Calidad? o ¿Política? Lo cierto que los políticos juegan con dos barajas y nosotros sólo con una: nuestros alumnos y nuestra perplejidad unida a nuestra buena voluntad por la que sabemos que, aunque nos bajen de nuevo el sueldo, nos aumenten la ratio, disminuyan los recursos y los soportes, nosotros seguiremos dando lo mejor de nosotros mismos (o lo intentaremos).

Los chistes del Forges, geniales. Es lo mejor de El País junto con los de El Roto. No sé si el resto merece la pena.

Un abrazo, colega. Y ¡cuidado con el inspector!

Miguel dijo...

Me ha entrado un poco de estrés... Y es que el día a día de nuestra profesión es eso. Todo tiene que estar listo en el momento oportuno. Y a todo esto, los críos que no paran. Menos mal que al final el bagaje casi siempre es positivo. Por lo menos en mi caso. Siempre hay gestos y actitudes por parte del alumnado que nos reconfortan.
Mañana tengo tres horas seguidas de corrección de libretas. Y como no me las puedo llevar todas a casa (son un centenar) las corrijo delante de cada alumnos. Y mientras tanto, el resto de los alumnos estarán haciendo ejercicios (en teoría) Normalmente este día acabo agotado, pero contento.

Un beso.

Yolanda dijo...

Joselu, vivimos realmente en un tiovivo imparable. Hay semanas (casi todas) en las que no sé que es eso de "un rato libre". Como mucho, paro en la comida, nunca la hora completa, claro. El resto, clases, reuniones, patio (dos días cada semana y tres una sí y una no), entrevistas con padres, curso de Matemáticas... El viernes, además, tuve que fregar las mesas y sillas de mi clase porque estaban como no te imaginas, y es que la limpieza es la gran asignatura pendiente en mi colegio. Hoy hemos tenido la primera reunión para hablar del Viaje de Fin de Curso, y me ha extrañado que no vinieran más padres, pero al final siempre ahy varios que aprovechan para hacer una tutoría improvisada. A ver si nos hacen caso y dejan bien claro a sus retoños que si suspenden no se merecen semejante premio. LLega la prueba CDI y si los resultados son malos (lo normal, ya sabes) nos calientan las orejas, de ahí el curso de Mates, pero el problema es mucho más complejo, como bien apuntas: exceso de actividades, prisas dentro y fuera, estrés, agobios, objetivos múltiples y dispersos, anclaje en técnicas obsoletas... Para hablar y no parar, qué te voy a contar que tú no sepas... Y el futuro no pinta nada alentador. Aquí en Madrid ni siquiera dejan que los IES devuelvan los horarios corregidos a la Inspección con la nota "No conforme". Que los manden y punto, sin comentarios. Y a tragar. Se rumorea que van a aumentar las horas lectivas a 25. ¿También tocarán la Primaria? Es posible, me lo espero todo de esta gente. En fin, seguiremos al pie del cañón mientras nos queden fuerzas.
Un fuerte abrazo,colega.

Yolanda dijo...

Miguel, el final de este trimestre es terrible. Yo también estoy poniendo a ratos nota por los cuadernos, les estimula bastante porque insisto mucho en la letra y la presentación y suele dar resultado. Es una manera disimulada de aprobar a algunos. Los controles no son fiables, pero aún no hemos inventado nada mejor. Ya sé que hay otras formas de evaluar, pero de cara a los padres y a los alumnos sigue siendo la prueba más clara. Los que ya hemos pasado cantidad de exámenes de todo tipo conocemos sus pros y sus contras, es lo que hay...
Ya he empezado a preparar la función de Navidad, yo suelo montar un rap con mi tutoría pero además debo escribir el guion de la presentación y preparar a los presentadores, menuda trabajera... De ahora hasta el 22 no voy a tener ni un minuto libre, qué trajín... Nos gusta lo que hacemos, indudablemente, pero a veces me pregunto si no estaremos abusando de nuestras fuerzas. ¿Conseguiríamos lo mismo con menos esfuerzo? No lo sé.
Veintidós días, y un respiro. ¡Bien! Un abrazo, colega.

Lola dijo...

Tu crees, Yolanda, que sería bueno mandarle tu post al Ministro de Educación?

Un beso Lola

Yolanda dijo...

Lola, much me temo que las autoridades educativas (sobre cuya capacidad tengo serias dudas) se moleste en leer un desahogo más que justificado de una docente que para ellos sólo es un número, o ni eso siquiera. Mi nueva inspectora, mucho más joven que yo y con la oposición recién aprobada, nos tiene fritos, y adivina cuál es para ella la mejor ley de educación. ¿La LOGSE? ¿La LODE? ¿La LOE? ¿La del 70? ¿La del plan de 1967? Quita, quita, eso es muy moderno, hay que ir a lo clásico, a la Ley Moyano de 1876 o así... Tengo que echarle un vistazo, no sea que de verdad fuera novedosa y útil, pero me temo que voy a vomitar...
Gracias por tu presencia. Un bseo.

strat dijo...

It entertained me. Very funny content.

arizona dui attorney

elemperadordesnudo dijo...

Yolanda, llego a tu blog a través del de "Profesor en la secundaria". Y me ha encantado. Solo quería decirte eso.

María dijo...

La navidad agita una varita mágica sobre el mundo, y por eso, todo es más suave y más hermoso (Norman Vincent Peale)

Te deseo que pases una feliz navidad envuelta en amor, paz y felicidad, y que el nuevo año te regale todos tus deseos cumplidos.

Un beso.

cessione del quinto dijo...

Lamentablemente muchas veces la profesiòn del maestro no se ve bien retribuida en ningun aspecto,y en tantas ocasiones la vida del maestro transcurre como la poesia que habeis publicado.Monica deprestiti personali