domingo, 20 de noviembre de 2011

YESTERDAY


A punto de conocer los resultados de las elecciones de hoy (mucho me temo que no habrá sorpresas y se cumplirán los peores pronósticos) quiero volver la vista atrás, a ese 1977 en el que se celebraron las primeras Elecciones Generales tras una larga etapa de oscurantismo y represión. Ese año aprobé las oposiciones de Magisterio, cielo santo, cuánto ha llovido desde entonces (y sigue lloviendo, en gran parte de España, al parecer). Tantos años, tantos cambios... Ahí están las hemerotecas, las fonotecas y sobre todo la televisión para recordarnos aquellos años: cómo éramos, cómo vestíamos, qué votamos... Tardé en engancharme a la serie Cuéntame, pero ahora la sigo con fidelidad y admiración. En esa familia Alcántara se reflejan otros millones de familias gracias a la estupenda labor de guionistas, actores y cuantos consiguen trasladarnos de manera fiel a los tresillos de escay (creo que ya se escribe así), los primeros televisores, los barrios ahora tan diferentes, los problemas, incluida la droga, las dudas, el miedo, las tradiciones... Yo nací en 1955, así que he vivido todo eso en primera persona . Estudié según el plan de Bachillerato que exigía aprobar el examen de Ingreso a los diez años con un máximo de tres faltas de ortografía, qué tiempos aquéllos, a ver quién es el guapo que pretende recuperar hoy esa ley... 
No es mi intención detenerme más de lo necesario en esto. El caso es que ayer asistí a un estupendo concierto en el Auditorio Teresa Berganza de Villaviciosa de Odón interpretado por la Orquesta de Cámara del Ampurdán con un título de lo más sugerente: De Mozart a Los Beatles. Efectivamente, sonaron claras y rotundas las notas de la Pequeña Serenata Nocturna KV 525, la Danza Húngara nº 5 de Brahms, la famosa Tritsch Tratsch Polca de Strauss, el Intermezzo de Goyescas de Enric Granados, Libertango de Astor Piazzola... hasta llegar a una pequeña muestra del genio de Los Beatles, terminando con esa fabulosa Yesterday, una de las más bellas canciones de todos los tiempos.
La nota curiosa y diferente la puso el director, Carles Coll, catalán de pura cepa que tomó el micrófono en varias ocasiones para dirigirse al público con humor e ingenio. Antes de empezar La máquina de escribir, una maravillosa rareza de Leroy Anderson, hizo subir al escenario a un niño de ocho años y durante un rato entabló con él un diálogo inteligente y curioso. Le mostró una máquina de escribir, "sin cables ni enchufes. Tampoco tiene pantalla, no la busques. ¿Y la impresora? Fíjate, el papel se pone así, ¿ves qué fácil? Y puedes escribir con mayúsculas dándole a esta tecla, incluso en rojo, sin necesidad de cartucho. Escribe tu nombre: Ernesto. Pero dale fuerte, dale una hostia a las teclas... " Fueron unos momentos deliciosos, por el desparpajo del crío y por la ocurrencia del director. Hay que ver qué bien traído el recuerdo, qué buena lección de cómo pasa el tiempo... Muchos de los allí presentes éramos usuarios de ordenadores, móviles y otros cacharros modernos, pero antes, no hace tanto tiempo, manejamos esas máquinas de escribir hoy obsoletas y arrinconadas. Por eso tenía tanto sentido el Yesterday que cerró el concierto antes de la usual propina.
Yesterday, ayer, yo, nosotros... Iguales o diferentes, pero evolucionados, sin duda. El poder evocador de la música me llevó a épocas pasadas, no necesariamente mejores todas, pero definitivamente idas. Idas, pero no muertas. El pasado vive en nosotros, queramos o no. Somos el resultado de todo lo vivido. Podemos considerarnos afortunados si nuestra situación actual no es peor que la pasada, achaques normales aparte. Nos damos por satisfechos si hemos aprendido de todo lo anterior, si hemos llegado hasta aquí con la mente lúcida sin dejar de hacenos preguntas, si somos capaces de transmitir esa experiencia a nuestros herederos. 
Quiero recomendaros una obra de teatro muy divertida si queréis pasar dos horas de carcajadas: La cena de los idiotas, con unos magistrales Josema Yuste (todavía me río con el inovidable número de la empanadilla de aquella lejana Nochevieja) y Agustín Jiménez, artista del monólogo, que hace toda una creación de su personaje, el idiota de turno. Ingenio, humor, enredo... Supongo que tiene algo que ver con la película francesa del mismo título, aunque no la he visto, pero está llena de referencias locales y actuales. En cualquier caso, no os la perdáis si tenéis ocasión.
Fui a ver en el cine El niño de la bicicleta. Me la recomendó una colega y me decepcionó un tanto. Está bien, pero esperaba más.
Ya no hay lugar para la esperanza: una nueva marea azul invade España otra vez. Debemos prepararnos para lo peor. Quien crea que estos señoritos van a ser el bálsamo de Fierabrás contra la crisis  y el paro va listo. Vivirán mientras puedan de la queja por la mala herencia recibida (¿y por qué tanto interés en recoger ese desastre, entonces?) y adoptarán medidas drásticas e impopulares que no han querido explicar durante la campaña. Retrocederemos en prestaciones y conquistas sociales, que se preparen los homosexuales, los periodistas, los desprotegidos, los partidarios y defensores de la sanidad y la enseñanza públicas, los liberales... Era de esperar, pero no es justo este resultado. Es desalentador. ¿Acaso no conocen ya millones de españoles la forma de gobernar de estos herederos de quien ha sido un año más honrado y recordado en el Valle de los Caídos? Qué mala memoria tenemos... Se engaña quien piense que "eran otros tiempos". No soy nada optimista, lo siento. En fin, la alternancia será buena, no lo dudo, pero no así,no así, no con éstos...

8 comentarios:

Cabopá dijo...

Ay, Yolanda, que poco te dejas ver, y leer con lo bien que lo haces.
Subscribo desde el principio hasta el final tu entrada. Lo dices bien alto y claro. Me gusta además que esté escrito en rojo, ese color que hoy desafortunadamente desaparecerá del mapa...
Encima por aquí se baten records de participación azul,algunos nos desesperamos,pero,esto es lo que hay.
...Y lo que vendrá lo pagaremos y caro.Sabes,te has parado a pensar en la tv pública, volveran a ser los telediarios azules, volveran los anuncios. De sanidad ni hablo que ya me recortaron y seguiran metiendo tijera. Estoy escuchando la radio (Ser) no soporto ver la tele...
En fin todo sea por la alternancia como tu dices, pero no así, no así.
besicos.

Joselu dijo...

No suelo ver la televisión y solo veo el telediario de la primera desde que desapareció CNN+. A partir de ahora sé que la primera volverá a ser un prodigio de manipulación y sesgo partidista pepero. Ya no habrá ninguna cadena que me acoja pues todas o son de Berlusconi (Fininvest) o serán de los nacionalistas catalanes o del PP. Vienen tiempos duros. El castigo contra el PSOE ha sido cruel por parte de todos nosotros. Creo que había una sensación de deseo de verlo arrastrado por el barro tras su renuncia a las políticas de izquierda. Sin embargo, ha recibido críticas desde todos los ángulos pero al partido que hoy se ha votado como ganador sabemos que pretenden un recorte inmediato de 30.000 millones de euros. Ya podemos saber en qué consistirá teniendo en cuenta que gobernarán en Madrid y en todas las comunidades autónomas. El 15-J ha propiciado una subida espuria de IU pero las críticas al PPSOE han llevado a esta debacle socialista. Izquierda Unida no se va a comer un rosco, pero hoy están contentos. Creen que van a ser una fuerza decisiva, pero hoy por hoy, sólo veo una fuerza decisiva que tiene cerca de 190 escaños. Eso sí, el parlamento va a ser más movido por la pluralidad que va a haber, pero quien cortará el bacalao tras los discursos y arengas, será quien ya sabemos. Larga vida a la democracia.

Menos mal que nos quedan los blogs. Allí nos podemos asilar.

Un abrazo, colega.

Miguel dijo...

Yo también soy ferviente espectador de la serie "Cuéntame". Me parece magnífica. Los actores son muy buenos, los guiones en gneral, también. Y la recreación histórica es una pasada. Yo tenía por aquella época más o menos la edad de Carlos. Y justo en aquellos años que están pasando ahora (febrero de 1980) estaba haciendo la mili en Madrid, en el Colegio de Huérfanos de la Armada, que está en Arturo Soria. Eran años duros. Recuerdo la amenza cruel de ETA sobre todo. Y recuerdo que todo aquello nos ha traído a lo que somos ahora. Todo el presente es producto de un pasado. Y no me quiero poner nostálgico diciendo que ayer era mejor que hoy, porque, simplemente, eran otros tiempos.
Lo que sí que me gusta es escuchar canciones como "yesterday", que es una de estas canciones que forman parte de mi vida, y que van conmigo desde que la descubrí con 16 años.

Un beso.

Yolanda dijo...

Cabopá, me gustaría escribir más a menudo pero no puedo, no tengo tiempo. Gracias por tus cariñosas palabras. No debemos temer la verdad ni dejar de decir lo que pensamos, aunque aquí en Madrid llevar la camiseta verde puede suponer un problema, sanción incluida. No me dan miedo sólo los recortes presupuestarios, lo que me preocupa es que este vendaval conservador se lleve por delante importantes conquistas sociales, que lo hará, seguro. Pero a ver quién convence a esos diez millones largos de españoles que confían en el milagro anticrisis... Los hay ingenuos, pero, ¿tantos? ¿Cómo se explica que en Andalucía saque más votos el PP que el PSOE? La que les espera... Que vuelvan a ver "Los santos inocentes", a ver si se les quitan las ganas...
Un besote.

Yolanda dijo...

Joselu, se avecinan malos tiempos para quienes buscamos una televisión pública de calidad. Esta gente disfrazada de azul (nada que ver con "Avatar") gritaba anoche "España unida jamás será vencida", como en los tiempos de las manifestaciones en la Plaza de Oriente. ¿Alguien puede aún llamarse a engaño? Tiempo tendremos de hacer más análisis, pero será tarde para rectificar. El PP no ha tenido que hacer nada para llegar de nuevo al poder, ése que creen legítimamente suyo, sólo esperar. Agentes externos muy poderosos ha desgastado enormemente al PSOE, han estado solos en todas las cuestiones importantes. Se han equivocado, sin duda, pero, ¿había otra salida? Lo dudo. ¿Alguien sabía lo que había que hacer? ¿Por qué no lo dijo? ¿Y a qué viene tanto nombrar el patriotismo? ¿Qué es ser patriota? ¿Imitar el comportamiento USA? ¿Llevarse la mano al pecho al escuchar el himno nacional?
A pesar de todo, creo que quedan cabezas pensantes y corazones valientes suficientes para salir a flote. No perdamos la esperanza. Un fuerte abrazo, colega.

Yolanda dijo...

Miguel, sin duda somos afortunados por haber vivido unos años que nos permitieron conocer no sólo toda la cultura anterior sino lo mejor de la era contemporánea, desde Machado hasta Los Beatles. No soy nostálgica, cada época tiene sus luces y sus sombras. Recuerdo algún post tuyo en el que hablabas del pasado y yo misma he insistido en ello otras veces. No sé si fuimos más felices o no que los jóvenes de ahora, cada uno sabrá su respuesta. Me gusta mi presente, me he ganado a pulso mi bienestar actual pero no añoro el pasado. De nosotros ya sólo depende el futuro, hay que luchar por él.
Un abrazo, colega.

Dionisio García dijo...

Llevo gran parte de la tarde dando vueltas por diferentes blogs. Al tuyo he llegado, creo recordar, por un enlace de Profesor en la secundaria, de Joselu.
Yo también he visto muchos capítulos de la serie Cuéntame, pero últimamente creo que los personajes están un poco quemados, casi puede uno averiguar sus reacciones, sus gestos ante cada situación... y me parece que los guionistas las están pasando canutas para escribir algo mínimamente creíble.
Otra de tus entradas que he leído ha sido la dedicada a la nueva versión en el teatro de Cinco horas con Mario, que ví hace muchos años con Lola Herrera: ¡impresionante Lola! También he leído dos veces, o tres, no recuerdo, la divertidísima y gran novela de Delibes. En una de esas lecturas me dediqué a buscar las citas bíblicas que hace el autor al comienzo de cada capítulo.
Saludos.

P. S. Perdona por la observación, pero si naciste en el 55 no tienes 53 años como aseguras en tu perfil. Y otra: en donde escribes Maestra Burgalesa yo escribiría Maestra burgalesa, es decir, el adjetivo con minúscula.

cessione del quinto dijo...

Un articulo muy interesante el que has publicado que bien ha valido leer ,ciertamente que el pasado no regresa màs y nos acontentamos con recordarlo.Daniela deortodonzia invisibile