lunes, 16 de abril de 2012

TODO SE EXPLICA

TODO SE EXPLICA

La esperanza -antes tan diligente-
no viene a visitarnos hace tiempo.

Últimamente estaba distraída.
Llegaba siempre tarde, y nos llamaba
con nombres de parientes ya enterrados.
Nos miraba con ojos que le transparentaban,
igual que esos espejos que pierden el azogue.
Nos tocaba con manos realmente imperceptibles,
y amanecíamos llenos de arañazos.
También daba monedas que luego no servían.

Pero ahora, ni eso.
Hace ya tanto tiempo que no viene,
que hasta llegué a pensar:
¿Se habrá muerto?

Después caí en la cuenta
de que los muertos éramos nosotros.

ÁNGEL GONZÁLEZ
 

12 comentarios:

Joselu dijo...

Hace tiempo que no leo a Ángel González, pero recuerdo varios veranos en Galicia leyendo totalmente absorbido sus poemas que me cautivaban por su densidad y profundidad. Cuando murió dedicamos un wiki y le hicimos un homenaje diciendo sus poemas un montón de participantes.

Este poema revela en tu elección un estado de ánimo que es el de todos y que no es sino el de un profundo pesimismo en el presente y en nuestra respuesta antes ese presente. Se diría que estamos anestesiados a base de recibir garrotazos y noticias a cada cual peores. Que se salve quien pueda, parece que es la idea base. Salvo la plataforma por los afectados por las hipotecas que intentan luchar por los que son desahuciados y echados a la calle por los bancos que no hace mucho nos vendían inmejorables hipotecas que nos metían por los ojos, excitándonos con la baratura y facilidad de los pagos. ¿Somos los muertos nosotros? ¿O es la esperanza quien ya no llega? No sé, pero aquí Ángel González lanza un dardo al corazón que nos alcanza certeramente. Ignoro en qué circunstancias fue escrito este poema. No sé a qué libro pertenece, pero la idea es esencial y perfectamente adecuada a lo que estamos viviendo. Y nosotros somos de los afortunados, Yolanda. ¿Volverá la esperanza algún día?

Pensemos que sí, esperemos que sí.

Un abrazo, colega.

Bertha dijo...

Que carga de pesimismo tiene este poema.Si no supiera que es , lo que es, más parece que es el pensamiento apesadumbrado de alguién que tiene un familiar con Alzheimer...

O sera: que estos síntomas los conozco por haberlos padecido una persona cercana...

No se hasta que punto es bueno llenarnos de tanto pesimismo.No quita que veamos la realidad, aunque séa cruda e intentemos no rodearnos de alarmísmos...pero sí ser positivos y realistas.

Yolanda dijo...

Joselu, tropecé con este poema por casualidad y me sentí tan identificada con su mensaje que decidí dedicarle un post. Había pensado escribir sobre otros temas, pero ayer era esto lo que pensaba y sentía. Es el milagro de la literatura: verte reflejado en las palabras de otro, y si es un gran autor, mejor todavía.
Qué decir hoy, con las nefastas noticias que amenazan nuestro futuro... No es sólo que pretendan cargarse la educación pública, es que van a condenar a varias generaciones (porque esto va para largo) al oscurantismo y el fracaso. A nadie le importa una mierda (perdón por la expresión) que haya treinta o cuarenta alumnos por aula, que miles de interinos deban buscarse otra ocupación, que los profesores lleguemos al límite de nuestras fuerzas, que los resultados académicos sean cada vez más deprimentes... No sé hacia dónde mirar para sentir esperanza. Hoy comentaba con una compañera que si TODOS sintiéramos como nuestra la situación actual actuaríamos todos a una para sacar este carro del tremendo barrizal en que nos han metido, pero que como vemos que unos, los de siempre, cargamos con el peso del sacrificio mientras otros mantienen sus privilegios y caprichos (caza africana, por ejemplo), decimos que les pueden ir dando, y así nos va. ¿Cómo van a pedirnos más sacrificios? ¿Que paguemos más medicinas, la comida del hospital, que sacrifiquemos aún más nuestra vida personal por el trabajo, que renunciemos a impartir una enseñanza de calidad porque vamos a ser meros guardianes (sin porras, de momento, pero todo se andará), que sigamos soportando críticas e insultos? Nos utilizan para tranquilizar a quienes están peor, así distraen al personal. Dios, qué panda de ineptos, incultos y malas personas...
Otro día intentaré ser más optimista. Un fuerte abrazo, colega.

Yolanda dijo...

Bertha, cada uno puede interpretar este texto según su experiencia personal. Yo lo veo como una síntesis perfecta de la situación que estamos viviendo. Quizá estemos realmente muertos, lo que sí es cierto es que no faltan motivos para el pesimismo porque la realidad es amarga y desesperante. Da miedo escuchar la radio o leer el periódico. ¿Qué hacer? ¿Qué pensar? ¿Vivir como si no pasara nada, como si aún estuviéramos en los mundos de Yupi? Nos han matado la ilusión, la esperanza, nos han mentido, nos chulean todo lo que pueden... No sé, no sé, así no podemos seguir...
Un abrazo.

cessione del quinto dijo...

He leido a Angel Gonzales en reiteradas oportunidades y me agrada mucho ,esta poesia (aunque si alguno la tilda de pesimista)no hace màs que demostrar que muchas veces nuestro estado de animo es asi.Daniela deesercito italiano

Bertha dijo...

Yolanda, estoy a favor de tu reflexión sí: estamos viéndole las orejas al lobo...

Que me dices de los que Somos de Educación Especial.Que hacemos con estos alumnos que estan en el centro hasta los 20 años.Y que aun así son un problema para sus familiares.

Cada vez hay más niños con problemas y...dónde ubicamos estos alumnos...

Antes de decicarme a la Aulas Enclave.Fuí de Bachillerato de Artes.Y siempre siempre se han gestionado mal las cosas para los más débiles.

Pd:el otro día me metí en blog de Joselu, y acerca de este tema de la masificación de las aulas etc.Estoy totalmente de acuerdo: que no más alumnos y más profesores al paro.Pero nosotros necesitamos unos materiales actualizados y todo el material que tenemos esta obsoleto...
Yo no tengo exámenes en la forma tradicional.Pero tengo que hacer informes,reunirme cada dos por tres con el equipo técnico y vivir casi dentro del establecimiento y siempre con la inspección educatia encima.Tú sabes el estres que eso conlleva...?

Miguel dijo...

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Que al final... siempre queda la esperanza. Pero hay momentos en los que estamos más prontos a pensar en que no existe, en que la esperanza ya no volverá... y en estos momentos nos sentimos faltos de vida, casi muertos. Pero la esperanza no debe morir, nunca. Por eso tenemos que hacer un esfuerzo y mirar en los recovecos de nuestro optimismo lugares donde se vea el final del túnel.

Besos

Lola dijo...

Tremendo, no conocía a Angel Gonzalez, pero expresa no sólo sus sentimientos sino los de todos los que leemos esas palabras. Que se vaya la esperanza de nuestras vidas es lo último que nos debe pasar. Besos Lola

Yolanda dijo...

Cessione, bienvenida a mi blog. Queremos ser optimistas, pero sólo es eso, un deseo, no se ve la luaz al final del túnel y me temo que tardaremos en verla.
Un saludo.

Yolanda dijo...

Bertha, la educación siempre sale mal parada en época de vacas flacas. A nadie le importamos un comino, sólo nos utilizan como medio de propaganda. Ahora nos toca soportar más merma de recursos, pero no menos presión, al contrario, y va a ser terrible.Con las aulas saturadas y menos profesores podemos contentarnos con mantener el orden y poco más. Es cierto que los de Eucación Especial lo tenéis aún peor. No sé qué vamos a hacer, pero deberíamos hacer algo. Todo menos aguantarnos.
Un abrazo, colega.

Yolanda dijo...

Miguel, abusan descaradamente de nosotros, nos mienten, nos utilizan, nos chulean... ¡y encima tienen la caradura de decir que es por nuestro bien, que sólo con sacrificios saldremos adelante! ¿Pero es que se creen que somos tontos? Unos pocos euros al mes, dice el barbas... ¡Ja! ¿Cuántos nos han quitado ya? ¿Acaso repartieron cuando entraba tanto en las arcas? A nosotros no, desde luego, como mucho nos aumentaban un mísero tres por ciento, y gracias. ¿Esperanza? Sólo tiene cabida cuando estamos con quienes nos quieren y nos comprenden, es casi lo único que nos queda. Al menos no nos sentimos tan solos... aunque apenas nos llegue para un café. Malos tiempos, y no parece que vayan a durar poco...
Un abrazo, colega.

Yolanda dijo...

Lola, lee a Ángel González si puedes, te gustará. Por ejemplo:

PORVENIR

Te llaman porvenir
porque no vienes nunca.
Te llaman: porvenir,
y esperan que tú llegues
como un animal manso
a comer en su mano.
Pero tú permaneces
más allá de las horas,
agazapado no se sabe dónde.
...¡Mañana!

Y mañana será otro día tranquilo
un día como hoy, jueves o martes,
cualquier cosa y no eso
que esperamos aún, todavía, siempre.


Besos.