miércoles, 31 de diciembre de 2014

NO TE HAGAS UN ESGUINCE/ PISA CON CUIDADO/ ¡LLEGA 2015!

                                    
                                   SÉ TODOS LOS CUENTOS
Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre...
ha inventado todos los cuentos.
Yo sé muy pocas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos...
y sé todos los cuentos. 

                                                           LEÓN FELIPE

                    Cuánta razón tiene el poeta... Nos cuentan demasiados cuentos para adormecer nuestra conciencia, pero ya se los creen cada vez menos personas, por fortuna. 
                     Una canción de Sabina dice algo así como que las mentiras parezcan mentiras, que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena... Eso queremos y eso necesitamos, que paguen los que nos han robado el futuro, la salud, la esperanza y la alegría. Que los malvados, los ladrones, los sinvergüenzas, los prepotentes y los mentirosos den la cara sin falsas excusas y expíen todos sus delitos. Que podamos creer en la justicia, la honradez, la responsabilidad y el buen hacer, esas cositas que parece que sólo existen para los humildes peones mientras los jefazos dictan sus propias normas para seguir mandando a su antojo sin que les alcance la nunca demasiado larga mano de la ley. Pido la paz y la palabra, como Blas de Otero. Ah, los poetas, qué grandes son... Volemos alto al menos con las palabras... 

7 comentarios:

Bertha dijo...

El esguince se cura; lo que no se cura, es que cada vez nos quitan más derechos y nos minan la autoestima.

Que a lo largo de este Año 2015 aunque aun faltan unas horas; se cumplan todos esos deseos que enumeras... ojalá!.

Un abrazo

Joselu dijo...

Me gusta más el Blas de Otero existencial de los años cuarenta: Ángel fieramente humano y Redoble de conciencia. Ahí el poeta lucha contra Dios, el de su fe cristiana de años anteriores. Y se da cuenta de que el hombre está solo y que Dios ni escucha los lamentos de esos náufragos humanos que él ha puesto a la deriva. Me gusta ese desgarro.

Pero sí, por los poetas, que con sus palabras dan cuerpo a nuestras ficciones y anhelos de un mundo mejor.

Feliz 2015, que sin duda va a ser un año muy importante para ti. ¿me equivoco?

Un abrazo.

Miguel dijo...

Ya estamos en el año 2015. Año nuevo.¡Y todo sigue igual! Es año de elecciones. Y eso supone mucho. Los del PP se han apresurado a echar el resto. Un montón de gestos políticos para ver si el personal se anima y les vuelve a votar. Otras formaciones políticas van a lo suyo. A encandilar al público con idílicas promesas. ¡Paso! No quiero que me engañen más. Voy a ver los toros desde la barrera, que es desde donde mejor se pueden ver. Y además no hay peligro (de momento) que te coja el toro.
Yolanda, querida colega, hay que enseñar a nuestros alumnos a soñar. A escuchar cuentos. Sí. Escuchar cuentos para que sueñen. Cuentos que les permitan saber que hay una realidad soñolienta que nadie les puede hipotecar. Ya estoy harto de salvapatrias. No más. Basta. Quiero que la gente de mi alrededor sea feliz así. Tal como soy yo. Disfrutando de su mente. ¿Pasota? En absoluto. Llámame iluso o soñador. Algunos dicen que esta manera de pensar es conservadora. Que hay que luchar contra el orden establecido. Un orden injusto donde los haya. ¿Y quien soy yo para dictar este tipo de macrojusticia? Yo qué sé de justicia... soy solo un soñador.
Un soñador feliz.

Un beso muy gordo y feliz año, colega.

Yolanda dijo...

Bertha, la estupidez no tiene cura pero la incultura sí, y un pueblo informado es difícil de engañar. Lo malo es que nos dejamos llevar por lo fácil, sin procesar la información y dejándonos cegar por falsos profetas. Los cantos de sirena siguen siendo atractivos y el miedo es un arma muy poderosa. Ay, qué nos deparará este año... Un abrazo.

Yolanda dijo...

Joselu, siempre que puedo recurro a los grandes poetas para expresar lo que siento. A veces son tiernos, y no son los que más me gustan, pero otras son durísimos y certeros, como Blas de Otero (mira, hasta rima), y me admiran y estremecen. Siempre he envidiado a los creadores imaginativos y a los que saben plasmar cuanto sabemos o deseamos, yo soy poco dada a la fantasía en mis escritos, salvo excepciones, y la poesía me da muchísimo respeto, por eso sólo ecsribo modestas rimas sin meterme en honduras.
Pues sí, 2015 será el año de mi jubilación, ya solicitada. Sé que muchos me envidian pero yo, la verdad, la temo más que la deseo. LLevo casi treinta y ocho años como maestra, que se dice pronto, pero no siento la urgente necesidad de dejarlo, y no porque no esté cansada, desilusionada, indignada o cabreada, que lo estoy, sino porque no sé cómo voy a encajar ese cambio radical en mi vida. Hay mucho que hacer todavía en las aulas pero me doy cuenta de que personas como yo encajamos difícilmente en el sistema actual y, qué demonios, hay que dejar paso a las nuevas generaciones. En ésas ando, ya te contaré.
Un fuerte abrazo.

Yolanda dijo...

Miguel, me encantan los cuentos, los bien escritos, pero no las milongas con las que nos machacan día tras día para conseguir nuestro voto, el que legitima nuestro sistema, cada vez más podrido y asqueroso. Da vergüenza ver cómo algunos líderes (qué palabra tan desprestigiada, por Dios) recurren a cualquier medio para conseguir nuestro apoyo. Que se lo ganen con hechos y no con palabras, como hacemos millones de personas, cumpliendo con nuestro deber, acudiendo a nuestros puestos de trabajo (el que lo tiene), colaborando para que la sociedad sea justa, para que todo funcione, cubriendo esos tremendos socavones que han creado la avaricia y la incompetencia... Muchos estamos hartos y asqueados, ya no nos creemos nada y pensamos que hay que dar una lección a estos sinvergüenzas, lo que algunos confunden con no participar, y no es eso. Somos nosotros, los curritos de a pie, los que sacamos adelante el mundo, y no esos mandamases que firman contratos millonarios entre mariscadas y reuniones de nombres rimbombantes. Que coman el menú del día de diez euros a ver si piensan lo mismo... Ellos dibujan el tablero y nosotros somos las fichas que mueven a su antojo. Les damos mil vueltas a diario en eficacia y honestidad, deberían aprender de nosotros y dejar de darnos lecciones protegidos por un muro de escoltas o hablando a distancia, bien parapetados tras una pantalla. Nunca pisan la calle, no conocen la realidad, no saben quiénes somos, qué sentimos o qué pensamos. Dan asco, pero les hemos puesto ahí, ésa es la dura realidad. ¿Hay alternativa? Por supuesto. ¿O es que los que detentan el poder son los mejores? ¡Ni de coña! La pregunta del millón es: ¿y por qué están al frente de la sociedad? Ése es el misterio. No podemos darnos por vencidos, tenemos que plantar cara y defender nuestros derechos, y el primero es el de tener unos representantes dignos.
Un fuerte abrazo, colega.

Andrian Rahelza dijo...

hola, encantado de poder visitar su blog, veo un gran potencial para trabajar en el mundo de los blogs. Su atención a los detalles de los detalles de diseño y el contenido de su escrito. No puedo decir nada, me sorprendió que
Penyakit Umum yang menyerang Anak, Bayi