lunes, 5 de octubre de 2015

UN OCTUBRE DIFERENTE

                         ¡Hola! ¿Os acordáis de mí? Hace tantos meses que no aparezco por aquí, salvo para comentar algunos posts, que quizá hayáis pensado que he desaparecido. Pero no, sigo aquí, aunque con un cambio importante en mi vida: ¡me he jubilado! Sí, amigos, sí, llegó septiembre pero para mí no hubo vuelta al cole por primera vez en treinta y ocho años, que se dice pronto. Durante meses estuve preparándome para dar este paso. No os cuento el proceso porque no creo que sea especialmente relevante. El caso es que aquí estoy, jubilada y feliz. 
                      El último curso fue bastante difícil. Cada vez llevaba peor lo antipático de ser maestra: papeles, reuniones, protestas, denuncias, quejas, actas, entrevistas odiosas... Muchos días pesaba más todo eso que lo gratificante de las clases y el trato con algunos padres y alumnos. Como dice alguien con toda razón, lo dejé en lo mejor de lo peor. La nueva ley me parece demencial y a corto o medio plazo no veo esperanzas fundadas en el horizonte. Viví todos mis años de docencia con total entrega, con grandes satisfacciones pero también no pocos problemas. Cerré mi clase por última vez dejándola bastante ordenada. Creí que iba a llorar, pero no, me fui satisfecha porque sé que lo he hecho razonablemente bien, como atestiguan no pocos exalumnos y padres. ¿Siento nostalgia? Ahora mismo no, necesitaba vaciarme de tantas emociones. Desarrollé una actividad muy intensa que me llenó mucho, pero ya no debía continuar. Hasta ahora no he sido consciente del tiempo y las fuerzas que he dedicado al colegio. Ya no siento esa presión de tener siempre algo que hacer incluso robándole horas al sueño. Preparar, corregir, imprimir, buscar... eran tareas diarias y con frecuencia apremiantes. Adiós a los madrugones, yo que soy tan dormilona. Puedo levantarme con tranquilidad, desayunar leyendo el periódico, planificar la jornada sin prisa... Desde el principio decidí que no iba a pasarme el día en bata y zapatillas viendo telebasura, de eso nada. Me propuse desde el principio ir tres días a la semana al gimnasio o dar un largo paseo, hasta que la ciática me ha tenido más de dos semanas bastante fastidiada. Mañana empiezo un taller de escritura creativa y me he apuntado a un club de lectura, dos actividades que me apetecían desde hace años y que por fin voy a poder realizar. Voy todo lo que puedo al cine  al teatro o a conciertos y en vacaciones he leído mucho. La prisa ya no manda en mi vida, puedo elegir lo que deseo hacer y lo que puede esperar. A veces paseo a mediodía pero prefiero ver la puesta de sol, siempre diferente y mágica.
                        Estoy leyendo la cuarta parte de Millenium, que continúa en la misma línea de las anteriores. El autor contratado ha captado bien la esencia de Larsson. No es un prodigio de estilo,evidentemente, pero entretiene.
                        La llamada novela negra siempre me ha gustado. En agosto disfruté con Historia de Dios en una esquina, Crímenes que no olvidaré, Nunca ayudes a una extraña, El asesino de la Pedrera y, en un registro totalmente diferente, Música para feos, de mi admirado Lorenzo Silva, que por cierto visitará el IES de mi localidad durante este curso. Haré todo lo posible por ir a verle y saludarle al menos.
                            Releo poesía y disfruto con los artículos de Elvira Lindo, Juan Cruz, Almudena Grandes, Javier Marías, Álex Grijelmo y otros muchos. Me gusta leer y escuchar voces inteligentes, estoy más que harta del vocerío de todo a cien de políticos infames y contertulios incultos y groseros. En agosto disfruté de la larga conversación mantenida entre Iñaki López e Iñaki Gabilondo, qué gozada... Debo decir que ETB ofrece unos programas de gran calidad, tanto documentales como los dedicados al País Vasco, llenos de cariño y de sincera alabanza hacia todo lo bueno de esa tierra. Ay, esos mercados, las setas, los tomates, los pescados, los pinchos, los helados, los paisajes, las playas, las montañas... Todo lo de allí me encanta.
                              De las últimas películas que he visto recuerdo lo fantástica que me pareció Inside Out, todo un viaje al interior de la mente lleno de color y magia. Se lo han currado de veras. No es para niños pero no importa, es maravillosa. Te imaginas así nuestro interior, lleno  de vericuetos y encrucijadas con las cuatro emociones dominantes: Alegría, Tristeza, Miedo y Asco. Todas son necesarias y cada una cumple su misión. Estamos acostumbrados a oír que debemos ser felices  a toda costa y se nos olvida que la vida es lucha, cambio, incertidumbre, elección, disfrute, sufrimiento... 
                               Vi la deliciosa Ático sin ascensor, con dos perfectos Diane Keaton y Morgan Freeman en el momento de tener que decidir si cambian su hogar durante cuarenta años por un piso más accesible. No es un peliculón pero hace pasar un rato agradable, que no es poco.
                                    Irrational Man, la última de Woody Allen, no es una obra maestra, desde luego, pero tiene su puntito. Debo reconocer que siempre voy al cine informada y predispuesta a disfrutar, por lo que suelo sacar cuando menos   una razonable satisfacción.
                                    Asistí a la proyección de B, la traslación a la pantalla, tras el éxito de la obra de teatro, de la declaración de Bárcenas ante el juez Ruz. Si realmente ocurrió así, y es cierto lo que se ve y se oye, no me explico que no haya ocurrido nada trascendente, que no haya dimisiones, explicaciones convincentes, petición seria de responsabilidades, no sé, no entiendo nada. Estamos adocenados, aburridos, hartos, pero no lo suficientemente indignados. Tras la película hubo un interesante coloquio entre el director, los actores y el numeroso público asistente. Yo charlé brevemente con ellos y les felicité por su trabajo.
                                     Ahora que ha sido seleccionada para representar a España en los Óscar espero que la preciosa Loreak (Flores) tenga una segunda vida en las pantallas. Es una película pequeña pero llena de delicadeza, sensibilidad y poesía, una historia aparentemente sin importancia que deja poso.
                                       En teatro vi la adaptación de La Soga, la inolvidable lección de cine de Hitchcock con un impagable James Stewart. No está mal, pero prefiero la película. 
                                        La que sí merece la pena de veras es Bajo Terapia, que ha tenido un gran éxito y espero que repita en otros escenarios. Arranca de un modo similar a la divertida Toc Toc: una psicóloga cita un viernes por la noche a tres parejas muy diferentes entre sí para que sin ella realicen la sesión terapéutica. Entre bromas y veras realizan la tarea, pero... hasta aquí puedo contar, y es una pena, porque da para un jugoso comentario, pero no quiero destriparla por si vais a verla.
                                        En fin, espero no haberos aburrido con mis andanzas de jubilada. Seguiré escribiendo, creo que con más asiduidad que antes. 
                               
                               

9 comentarios:

Joselu dijo...

Hoy comienza a las once y media. He estado preparando clases, material y demás, y de paso he mirado mi blogroll y, para mi sorpresa, había una actualización de Una maestra feliz que, ahora, es doblemente feliz por haber llegado a su bien ganado tiempo de excepción en la jubilación., He leído todas tus actividades y realmente son tremendas. Sin duda conviene tener la mente activa, no apoltronarse delante de la tele o no tener obligaciones. Me parece fantástico todo lo que tienes proyectado y tu intensa actividad como lectora, escritora, espectadora, etc. Tu taller de escritura te dará alas para construir ficciones con algún grado de elaboración, aunque a ti lo que te va es escribir sobre lo que haces y lo que sientes. Es un salto conceptual pasar a la ficción. Pero también es una posibilidad la Autoficción que es utilizar tu propia vida como elemento constructor del relato, incluida la ficción como parte de la misma. Ahora podrás levantarte con tranquilidad y pensar en tus compañeros agobiados en el colegio, con su pesada carga de burocracia, documentos inútiles, entrevistas, relaciones espinosas... Creo que te ha llegado en el momento justo, en el momento perfecto para guardar un cálido recuerdo pero pasar a otra cosa. Hay quien dice que los que somos maestros lo somos para toda la vida. Qiero pensar que el día que deje de serlo, cambiaré de chip y olvidaré lo que he sido para iniciar otra andadura profesional.

Me alegra muchísimo verte por aquí. Espero que publques con alguna frecuencia. Ahora no será cuestión de tiempo, pues lo vas a tener. Yo sigo con la ilusión de publicar como el primer día. La audiencia no es la misma pero algo de calor queda en la blogosfera.

Lo dicho, un placer, maestra en fase B. iniciando otra singladura que traerá cosas maravillosas.

Espero que tu ciática haya remitido.

Ya no hay burocracia ni tener que aguantar a chavales maleducados.

Un fuerte abrazo, Yolanda, que ahora vas en andas camino de Holanda.


Jose Luis

Bertha dijo...

Buenos días Yolanda:

Enhorabuena por esta bien iniciada jubilación, desprendes mucha energía y es contagiosa jajaja.

Bienvenida hasta pronto nos leemos.

Un abrazo , que te mejores yo también estoy con una ciatica que me tiene a mal traer.

Yolanda dijo...

Joselu, es cierto que me siento feliz con mi recién estrenada jubilación. Todo el mundo me dice que tengo un aspecto estupendo y es verdad, hago lo que quiero cuando quiero. No sé si seré capaz de realizar todo lo que me he propuesto. Lo de apuntarme al taller de escritura no es por afán de publicar, aunque no lo descarto, sino por aprender estrategias nuevas que nunca he podido desarrollar. El ponente quiere dedicarse a los poetas actuales, no a los clásicos, y ése es un campo que he trabajado muy poco.
En el taller de lectura empezaremos con "Almas grises", de Philiphe Claudel, que me está gustando bastante. Hace años que no comento lecturas de adultos, por eso me parece una atrayente novedad.
Ayer vi el preestreno de "El coro", no es un peliculón, está llena de tópicos pero me gustó poder escuchar la voz de Dustin Hoffman, un actor tremendo, y a Kathy Bates, que siempre está magnífica.
Mi ciática va remitiendo gracias a los paseos y la rehabilitación, menos mal. Ya te contaré cómo me va todo. Tú adelante con tu reto, me parece fantástico. Cuídate mucho. Un fuerte abrazo.

Yolanda dijo...

Bertha, es cierto que por ahora hago con ganas y energía lo que me he propuesto. Me he buscado actividades gratificantes para desarrollar lo que me gusta y se me da bien, no voy a ponerme a estudiar piano ni nada parecido. Lo mejor es poder hacer lo que me apetece, odio los horarios y las imposiciones inútiles, ya he tenido suficientes obligaciones durante décadas.
Mi ciática va remitiendo gracias a los paseos y los ejercicios, lo peor es quedarse quieta. No hay que forzar (los estiramientos son una tortura) pero hay que mantenerse activa. Pasear en este tiempo es un placer, aprovéchalo. Cuídate. Un beso.

Miguel dijo...

Me alegra volver a verte por aquí. Yo ya sabía que este verano era un verano sin fin para ti... Incluso pensé que te jubilabas de bloguera, pero para mi satisfacción, veo que no. Que sigues aquí. A mí me quedan dos añitos. Esto pasa volando. Y tengo una sensación rara. Me pasa un poco como a Joselu. Que estoy más motivado que nunca, que tengo más ilusión que nunca. Que disfruto en clase con los críos como nunca, pero quiero jubilarme.
Bueno, el tema es que veo que eso de la jubilación es un gran invento. Y veo que tú estás "condenada" a ser una eterna maestra feliz. Me alegro muchísimo Yolanda.

Un beso.

Yolanda dijo...

Miguel, por mucho que te guste la docencia hay que saber poner fin a tantos años de dedicación plena. Yo pensaba que el punto y aparte iba a resultarme doloroso y difícil, pero no ha sido así. Me acuerdo de muchas cosas agradables pero ahora dispongo de plena libertad para disfrutar de otras actividades. Un jubilado puede ser aún muy útil si lo desea, o tomárselo como unas eternas vacaciones, el caso es aprovechar la salud que nos queda para no "atocinarse" y seguir activo. A ver si soy capaz de desarrollar mis escasas cualidades para imaginar historias, ya os iré contando. Mira, hoy he ido a un estreno tras el cual ha habido diálogo con el director, algo nuevo para mí. Es la segunda vez y me encanta la experiencia. Esas cosas antes me estaban vedadas. Seguro que tú también seguirás activo cuando te jubiles.
Gracias por tus cariñosas palabras. Un fuerte abrazo.

Bibliolibre dijo...

Por fin te volvemos a leer, compañera. Da gusto. Una alegría que tengas tantos proyectos y todos tan bonitos.
A mí me quedan dos cursos, pero sabes que lo mío no es un trabajo, es una bendición
Un abrazo y nos vemos cuando quieras
Agustina

Yolanda dijo...

¡Querida Agustina, qué placer verte por aquí...! He tenido que ir a Valdemorillo para participar en el Club de Lectura porque el de Villanueva parece que no arranca. Me encantó la primera lectura, "Almas grises", y el precioso coloquio que tuvimos sobre él, es lo que andaba buscando, un grupo de amantes de la lectura que comentan lo que les ha sugerido el libro. La semana que viene hablaremos de "Seda", que es totalmente distinto. De todas maneras, no descarto poder participar en tu grupo, ya te diré...
Sé que disfrutas enormemente con tu trabajo de bibliotecaria, es la parte más dulce de la enseñanza y hacen falta muchas personas que transmitan amor por la lectura y la cultura en general. Ya iré a verte. Un beso enorme.

情色網站 dijo...

免費a片下載無碼有
線上看a片直播a片下載
色a片色情自拍影片庫
線上看a片直播a片下載
免費成人a片直播
a片
a片寫真
免費a片下載無碼有
免費a片
a片a漫