sábado, 28 de marzo de 2009

¡HE VUELTO!

Negrita
¡Albricias! Por fin he recuperado mi ordenador y puedo poner al día mis asuntos. En todo este tiempo apenas he podido visitar brevemente algunas páginas y echar un vistazo al correo, pues dispongo de poco tiempo libre en el colegio. He seguido con mi costumbre de ir al cine, eso sí, y he podido leer El lector, la novela en la que se basa la película que os comenté la última vez y que me ha gustado tanto o más que ésta. Os la recomiendo. También llevo ya terciado Catalina, la fugitiva de San Benito, de Chufo Lloréns, que es bastante entretenida.
Vi Slumdog millonaire y me pareció francamente interesante, con escenas muy duras sobre la vida en la India, sobre todo la de los niños, y un cuento de hadas bastante verosímil. El baño de Óscar que recibió la mantiene aún en las salas, me alegro por ellos. Los premios deben servir para eso. Qué mundo éste, qué terribles desequilibrios tenemos... Niños que malviven en las calles, mafias que los explotan y maltratan, policías torturadores... Acabas con una sonrisa, pero el trayecto no tiene nada de idílico. Me acordé de Agua, también hindú, sobre la situación de las viudas en la época de Gandhi, terrible, aunque no sé si ahora es muy diferente. Ojalá haya cambiado, aunque sabemos que siguen existiendo barbaridades como el matrimonio entre niñas y viejos y costumbres ancestrales que nos acercan a las bestias más que al ser racional que supuestamente somos.
Me encantó Gran Torino, genial Clint Eastwood haciendo de viejo gruñón racista reconvertido en héroe al final de su vida. La película da para pensar bastante. Es una historia muy bien contada, honda y sincera. Una vez más habla de las difíciles relaciones familiares y de cómo se puede encontrar el cariño en otros aparentemente distintos y ajenos con quienes no tenemos lazos de sangre. La soledad, la incomunicación y la injusticia son los mimbres que utiliza el sabio Clint para tejer una fábula llena de sensibilidad que proporciona material suficiente para una larga sobremesa.
En cambio, me decepcionó Los abrazos rotos. Me lo esperaba, pero tenía que verla. No consiguió emocionarme. Penélope Cruz está muy guapa y es buena actriz, pero no me convence. Siempre tiene una mirada triste y aquí no me transmite nada. Su historia de amor con Lluis Homar no tiene la tragedia que pretende contar, o eso me pareció al menos. Blanca Portillo sí está estupenda, como siempre. Hay que reconocer que Almodóvar sabe venderse muy bien, aunque sus productos sean muy irregulares. No hay que alabarle sólo por ser quien es, tiene que ganarse las buenas críticas. Su mundo es variado y surrealista, imaginativo pero muchas veces sobrevalorado. Ya dicen que más vale caer en gracia que ser gracioso. Cierto que ningún creador puede mantener una calidad elevada en todas sus obras, todos tienen altibajos, pero deben ser lo bastante humildes como para reconocerlo y no mantenerse en el Olimpo a toda costa sin hacer caso a las críticas. Volver era magnífica, honda y sincera, lástima que su sucesora no esté a la altura.
Ayer vi Traidor, un thriller político sobre terrorismo al estilo de Red de mentiras pero menos enrevesada y con más trasfondo para reflexionar. Muestra distintos aspectos del mismo problema. Vivimos una época complicada y nada es totalmente blanco ni totalmente negro, todo tiene matices y varias lecturas, aunque indudablemente el Bien existe y el Mal también, sólo que no están claramente definidos ni delimitados casi nunca. Me gustaría saber más de tantas cosas... No quiero ser visceral ni irracional, pero me pregunto cómo alcanzar la ecuanimidad y el equilibrio. ¿Es suficiente la información? ¿De quién podemos fiarnos? ¿No influye en nosotros también nuestra historia personal y nuestras experiencias? Yo provengo de una familia de derechas y sin embargo ahora pienso de manera totalmente diferente. ¿Estaba equivocada entonces? ¿Lo estoy ahora? Demasiadas preguntas para estas horas de la madrugada, pero seguiré pensando en ello.
Feliz domingo a todos.

4 comentarios:

Miguel dijo...

Hola maestra feliz. Ya te echaba de menos. Me alegro de tu vuelta. Veo que hoy propones aquello tan inefable del bien absoluto o el mal absoluto. No existe ni una cosa ni la otra. Es más, no existe la verdad. Existe mi verdad y tu verdad. No creo que haya nadie, ningún espectador privilegiado que desde su privilegiado lugar pueda mirarnos por encima a los demás mortales y emitir su verdadera opinión. Somos limitados y finitos. Y esta finitud empieza y termina en nosostros. Somos seres únicos e irrepetibles. Lo bonito es compartir lo nuestro con los demás.
Un abrazo colega.

Joselu dijo...

Por fin estás de vuelta. Sabía que tenías problemas con tu ordenador por el comentario que dejaste en mi blog. La tecnología tiene estos inconvenientes. Hoy estoy contento porque puedo participar de dos de tus comentarios a películas. La india Slumdog Millonaire y Gran Torino, esta última me la recomendaste, y en cuanto hemos tenido ocasión (la abuela había venido de Galicia)fuimos a verla hace dos noches. Es magnífica y coincido contigo en tus apreciaciones. Clint Eastwood que se dirige a sí mismo (¿cómo lo hará?)en un papel en que cada mirada y cada gesto es significativo. En la escena del funeral, sus miradas lo dicen todo. Lo bueno es la película hace reír, porque todos nos damos cuenta de que es un cascarrabias pero es una buena persona, auténtica y que dice siempre lo que piensa. Y empieza siendo racista para ir evolucionando, transformándose verosímilmente, a lo largo de la cinta. La relación con sus hijos es deprimente, pero hay tantas así. Él encuentra entre los lejanos a él, educación, valores, fidelidad, sinceridad, autenticidad y humanidad. El gran torino que da título a la película es el símbolo, el objeto preciado, que al final es para quien en un principio intentó robarlo para entrar en la banda. Soy un fan de Clint Easwood. Ojalá siga haciendo películas.
En cuanto a Slumdog Millonaire, también me gustó. Había leído críticas en que se censuraba a esta película por inexactitudes y por edulcorar la situación de la India, pero yo entiendo que el filme es una fábula, un cuento de hadas indio, que me hizo salir con una sonrisa de la sala. ¿Qué más se puede pedir a una película? El bien triunfa y los pobres al final consiguen su propósito. Sin duda en la vida real esto no sucede, de ahí las críticas, pero es sólo una película. En fin, bienvenida, maestra feliz. Un abrazo.

Elena dijo...

Vaya, veo que te has puesto al día en cuestiones cinematográficas! Coincido contigo en casi todo, pero aún no he podido ver "Gran torino", a ver si puedo remediarlo todo. La última que he visto ha sido "Los abrazos rotos" y tampoco me convenció. La historia que cuenta o es nada del otro mundo y además me pareció excesivamente larga. La mejor sin duda Blanca Portillo, aunque ninguno de los personajes me llenó del todo. "Volver" está muy por encima, esto está claro. Espero que en el futuro Almodóvar vuelva a deleitarnos con obras maestras como esa. De Slumdog millonaire ya te hablé en otro comentario, también me encantó.

Saludos

仔仔 dijo...

AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛,正妹牆,情色視訊,愛情小說,85cc成人片,成人貼圖站