sábado, 19 de marzo de 2011

PERIGEO

ROMANCE DE LA LUNA, LUNA

La luna vino a la fragua

con su polisón de nardos.

El niño la mira mira.

El niño la está mirando.

En el aire conmovido

mueve la luna sus brazos

y enseña, lúbrica y pura,

sus senos de duro estaño.

Huye luna, luna, luna.

Si vinieran los gitanos

harían con tu corazón

collares y anillos blancos.

Niño, déjame que baile.

Cuando vengan los gitanos

te encontrarán sobre el yunque

con los ojillos cerrados.

Huye luna, luna, luna,

que ya siento sus caballos.

Niño, déjame, no pises

mi blancor almidonado.

El jinete se acercaba

tocando el tambor del llano.

Dentro de la fragua el niño

tiene los ojos cerrados.

Por el olivar venían,

bronce y sueño, los gitanos.

Las cabezas levantadas

y los ojos entornados.

¡Cómo canta la zumaya,

ay cómo canta en el árbol!

Por el cielo va la luna

con un niño de la mano.

Dentro de la fragua lloran,

dando gritos los gitanos.

El aire la vela, vela.

El aire la está velando.

En una noche como ésta, presidida por una luna espléndida, enorme, brillante, suspendida en el cielo quieto en mágico equilibrio, las palabras de García Lorca son una opción siempre bella y musical. Poco más se puede añadir sin estropearlas. Disfrutad de la luna, de la noche y de la poesía.


9 comentarios:

Javier S. Sánchez dijo...

Estaba esperando el momento. He salido, cámara en ristre a pescar fotos a la luz de la luna. Al parecer, una luna como la de hoy solo se ve cada 18 años. Feliz perigeo.

cabopá dijo...

Y la luna nos sorníe
sobre su cielo estrellado
y con su cara gorda
nos mira desde lo alto
No estoy junto al mar hoy
allí quisiera estar,
sentada en el mirador
la miro, me mira de forma particular.

je,je,je...Me ha salido un rentente lunatico o lunar...ja,ja..
Un poco de humor con los timpos que corren no biene mál.
Bien traído el poema de García Lorca,podemos celebrar con esta entrada el día mundial de la poesía,21 de marzo junto con la primavera,recién llegada
Besicos.

Joselu dijo...

No me había enterado -yo que estoy tan bien informado- y sólo supe de este fenómeno ayer noche cuando mi hija y mi mujer me dijeron que habían visto una luna enorme viniendo en coche. Cuando miré al cielo, la luna ya estaba alta y de tamaño normal. Tengo la impresión de que vivo encerrado en mi mundo de internet y que soy poco consciente de esa otra realidad real que nos rodea.

Me sé de memoria el poema de García Lorca, lo he puesto infinidad de veces a mis alumnos en clase. Ana Belén lo musicó en el aniversario de Lorca. Es perfecto para aprendérselo y recitarlo. El misterio de la luna, que tanto sedujo a los románticos y a los simbolistas, llega hasta el poeta granadino y ve tras ella ecos del embrujo de la muerte como sueño en el campamento de los gitanos que se convierten en mito poético.

Mañana intentaré celebrar de alguna manera el día mundial de la poesía. Les pondré este poema que me has recordado.

Un abrazo, colega.

Novicia Dalila dijo...

Yo como Javier S. Sánchez pero con el telescopio... Espectacular de verdad. No ya de grande, que la he visto más grande a veces, pero sí de brillante... Tenía un brillo que no recuerdo haber visto nunca...
Perfecto Lorca para una noche tan especial :D

Un beso, Yolanda.

Miguel dijo...

Buen momento este para recordar al gran poeta granadino. Curiosamente, estos días estoy dando en primero de ESO las fases lunares, y había un ejercicio que decía que esta noche tenían que mirar la luna y dibujarla y señalar en qué fase lunar está. Y me vino como anillo al dedo.
La fascinación de la luna sigue...

Besos.

Yolanda dijo...

Javier, Cabopá, Joselu, Novi, Miguel: Siento no poder contestaros uno a uno como os merecéis, mi brazo sigue fastidiado y este invierno atrasado no ayuda a mejorarlo.
Encontré otro poema sobre la luna, esta vez de Unamuno. Es menos lírico que el de Lorca, muy en su línea, pero me gusta:

NOCHE DE LUNA LLENA


Noche blanca en que el agua cristalina
duerme queda en su lecho de laguna,
sobre la cual redonda llena luna
que ejército de estrellas encamina.

Veis, y se espeja una redonda encina
en el espejo sin rizada alguna;
noche blanca en que el agua hace de cuna
de la más alta y más honda doctrina.

Es un rasgón del cielo que abrazado
tiene en sus brazos la Naturaleza;
es un rasgón del cielo que ha posado
y en el silencio de la noche reza
la oración del amante resignado
sólo el amor, que es su única riqueza.

Un beso a todos.

Monica dijo...

Que bonita la luna y que bonita la poesía de García Lorca. Gracias por traérnosla. Besitos Lola
Aunque ponga Mónica, mi hija, soy Lola

María dijo...

Hace tiempo que no me doy cuenta de mirar a la luna, y esa noche, como todas se me olvidó, la verdad es que sí me hubiera gustado verla, pero tengo que decirte que la he visto de cerca a través de las imágenes de amigos blogueros, y estaba preciosa.

Un beso.

Movimiento Poético dijo...

Ese poema de "Luna, luna" es de los más bonitos de Lorca que he leído sin duda.
Gran hombre granadino.
Un beso.